Mejillones con salsa picante



Los mejillones son una de las mejores maneras de comer muchas proteínas y pocas calorías y encima están buenísimos. A todas esas personas que dicen que todo lo bueno engorda, aquí va la prueba de que no tiene por qué ser así. 


Ingredientes:
  • 2kg de Mejillones.
  • 2 Cebollas.
  • 5 Cucharadas Soperas de Tomate Triturado.
  • 2 Cucharadas Soperas de Harina.
  • 1 Cuchara Sopera de Azúcar.
  • ½ Vaso de Vino Blanco.
  • 2 Guindillas.
  • Aceite de Oliva.
  • Sal.
  • 1 Vaso de Agua.
Preparación:
  1.  Para empezar pelaremos y cortaremos las cebollas lo más pequeño que podamos. Ahora pondremos una cazuela, si lo podemos hacer con una de barro mejor, sino lo haremos con una normal. En la cazuela, añadiremos un chorro de aceite de oliva un poco generoso y cuando esté caliente, añadiremos la cebolla y un poco de sal. La iremos pochando a un fuego suave, nos tiene que quedar bien pochada, blandita y lo más transparente posible.
  2. Mientras se nos va haciendo la cebolla, podemos aprovechar para limpiar los mejillones.
  3. Una vez que tenemos la cebolla lista, añadiremos las cinco cucharadas de tomate triturado, la cucharada de azúcar y una pizca de sal. Removemos y siguiendo con un fuego suave, coceremos el tomate. Una vez que el tomate ya lo tenemos hecho, añadimos las dos guindillas, si nos gusta mucho el picante podemos añadir más. También si no nos gusta el picante, lo podemos preparar sin picante.
  4. Lo cocemos un minuto más con el picante. Ahora añadimos las dos cucharadas de harina, mezclamos bien y añadimos el vino blanco, mezclamos sin parar para que no nos haga grumos. Añadimos como un vaso de agua y lo mezclamos bien. 
  5. Este paso es como si preparamos un poco de salsa bechamel.Añadiremos los mejillones que ya los tendremos limpios, mezclamos con la salsa. Veremos que nos queda un poco seco, pero no nos preocupemos, el mejillón suelta la suficiente agua, para que nos salga una salsa perfecta.
  6.  Los tapamos y dejaremos que se vayan cociendo de vez en cuando, los mezclaremos para que se vayan cociendo todos por un igual. Probamos la salsa para ver el punto de sal si está a nuestro gusto. Cuando estén todos abiertos y cocidos ya estarán listos para servir.


Paso a paso:

¿Quieres decir hola?