Lasaña de Espinacas con Salsa de Tomate


A quien no le gusta la pasta !!! Un producto delicioso y que nos gusta a todos, por lo menos en mi casa el día que la preparamos ese día están todos contentos.
Según cuenta la leyenda, la pasta fue traída por Marco Polo en uno de sus viajes de china e introducida en Italia. Otros dicen que la pasta es de tradición italiana, pero tenemos que reconocer que sea de donde sean sus inicios, esta BUENISIMA. 
Aqui tenis una lasaña rellena de espinacas y con salsa de tomate, tres productos que nos gustan a casi todo el mundo. Fácil rápida y la podemos dejar preparada en la nevera para utilizarla justo en su momento, también podemos congelarla y de esta manera el día que vamos con prisas, es solo sacar y calentar.

Ingredientes:

  • 1 Pq de Placas de Lasaña Precocinada. Sabor Espinacas.
  • 800gr Tomate Triturado.
  • 1Kg de Espinacas Trituradas y Congeladas.
  • 2 Dientes de Ajo.
  • 2 Cebollas.
  • 1 Pimiento Verde.
  • 3 Zanahorias Pequeñas.
  • 1 Vaso de Leche.
  • Almidón.
  • 60gr de Mantequilla.
  • 200gr de Queso Emmental Rallado.
  • Sal.
  • Azúcar.
  • Pimienta Negra.
  • Aceite de Oliva.

Preparación:

  1. Empezaremos preparando la salsa de tomate. Pondremos un cazo al fuego con un buen chorro de aceite de oliva. Mientras se nos calienta, cortaremos la cebolla a juliana, pelamos y cortamos la zanahoria, pelaremos un diente de ajo y cortado a laminas y el pimiento verde cortado a tiras. Ponemos toda la verdura en el cazo y añadimos sal y pimienta negra.
  2. Dejaremos que se vaya rehogando toda la verdura, cuando la tengamos, añadimos el tomate triturado un poco de azúcar y sal y dejaremos cocer a fuego suave durante 20 minutos.
  3. Una vez el tomate ya está hecho, lo trituramos y lo dejamos muy fino. Una vez este probamos de sal y reservamos. 
  4. En una sartén añadiremos aceite de oliva y mientras se nos calienta, picamos la cebolla y el diente de ajo. Lo añadimos a la sartén un poco de sal y pimienta y rehogamos muy bien.
  5. Cuando tengamos la verdura rehogada, añadimos las espinacas y las salteamos. Cuando estén probamos de sal y reservamos.
  6. En un cazo pequeño pondremos la mantequilla un poco de sal y la leche. Mientras se nos va calentando, en un vaso pondremos una cucharada de almidón y un poco de leche, lo justo para diluir el almidón. Mientras preparemos la salsa bechamel rápida, pondremos las placas de la lasaña en remojo, para que se vayan hidratando. 
  7. Cuando la leche arranque el hervor, añadiremos un poco de la mezcla del almidón y removeremos rápidamente con la ayuda de un batidor pequeño. Dejaremos que nos quede como una bechamel espesa. Una vez este reservamos.
  8. Ya lo tenemos todo preparado, pues ahora iremos a montar la lasaña. En una fuente pondremos un poco de la salsa de tomate en el fondo. Luego añadiremos unas placas de lasaña, una capa de con la mitad de las espinacas y otra de pasta. Ahora en la siguiente pondremos la mitad de la bechamel que hemos preparado, repartimos bien y cuando este añadimos la mitad del queso y cuando este, ponemos otra capa de placas de lasaña. Con la mitad de la salsa bechamel que tenemos la mezclamos con las espinacas que tenemos, una vez este mezclado lo pondremos en la lasaña, ponemos la última capa de placas de lasaña y cubrimos generosamente de salsa de tomate. 
  9. Ponemos el queso rallado por encima y ya lo podemos gratinar. Una vez salga del horno ya estará listo para comer.

Paso a paso:








Comentarios

(4)
  1. Respuestas
    1. Muchas gracias. Es bastante sencillo de preparar y es perfecto, para que los mas pequeños de la casa, nos coman verduras.

      Eliminar
  2. Muy poco queso me parece yo le pondria mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, puedes poner más cantidad de queso, todas las recetas se pueden adaptar al gusto de las personas que se lo van a comer. Espero que la hagas y ya me dirás como te a salido.

      Eliminar

Publicar un comentario